Encuentra tu Franquicia
Thursday, 21 de August de 2014

Fast Food & Delivery: en la variedad está la rentabilidad

Hoy el fast food es un mosaico compuesto por las opciones más clásicas, como hamburguesas o pizzas, y nuevas propuestas orientadas a satisfacer las necesidades de un cliente cada vez más preocupado por llevar una dieta sana. Kebabs, tortas o alta cocina son sólo algunas de las propuestas que se han lanzado de lleno a uno de los sectores más rentables y consolidados de la franquicia.

El fast food ya no es lo que era. Un sector que hasta hace pocos años evocaba hamburguesas y pizzas se ha convertido en una amalgama de nuevos conceptos de negocio en los que se puede encontrar casi cualquier tipo de alimento. Lo que sí se ha mantenido es la característica agilidad en el servicio. A esto hay que añadir una nueva tendencia surgida de la preocupación de los consumidores por seguir una dieta sana (ver franquicias que operan).

Tradicionalmente el fast food ha llevado el estigma de considerarse comida poco saludable. Para combatir esta idea han surgido diversos negocios que ofrecen productos más adaptados a la dieta mediterránea, como tortas o kebabs. Tampoco los pioneros en el sector se han quedado atrás. Las hamburgueserías uno de los buques insignia del sector, no han tardado en incluir en su carta una línea de productos marcada por ofertar opciones con menos calorías. Hoy es un hecho constatado que “tanto los profesionales de la restauración como la sociedad en general están cambiando sus hábitos alimentarios, cuidando mucho la elección de platos para lograr una alimentación equilibrada”, explica Javier Marín, subdirector comercial franquicias de The Eat Out Group. Javier detalla como la cadena, a la que pertenecen las enseñas de bocadillos Bocatta y Pans & Company, “se alinea con esta demanda, ofreciendo en sus restaurantes la posibilidad de diseñar dietas cuidando el aspecto nutricional a través de una renovada oferta culinaria”.

Es esta facilidad de adaptación la que lo convierte en líder de la franquicia tanto en inversión como en facturación. Este mercado abre las puertas a multitud de ideas que tendrán asegurada una buena cuenta de resultados, como explica Óscar Morales, de Telericatorta, “Existe una amplia gama de conceptos y de negocios, parece que todo cabe y que existen oportunidades para todas nacionalidades, bolsillos, etc.)”.

Un sector que sigue “engordando”

El fast food es un sector fuertemente enraizado en nuestro país. Llegó de la mano de las grandes cadenas extranjeras como Mc Donald’s o Burger King pero hoy cuenta también con decenas de enseñas nacionales. En los últimos cinco años el crecimiento de las empresas de todo tipo dedicadas a la comida rápida ha sido muy significativo. Según Luis M. Temes, director de Expansión de Canel Rolls, “enmarcado en el crecimiento global de la economía española, hemos visto un incremento en la capacidad de consumo, la cual ha derivado en la demanda de productos más variados y cuidados en calidad”.

El número de redes se ha multiplicado. Como ejemplo, en dos años hemos pasado de 19 a 27, según la guía de Franquicias y Oportunidades de Negocio 2006 de Tormo & Asociados. Esta cifra supone un total de 2.253 establecimientos que facturan casi un millón de euros al año cada uno. Eso sí, abrir una de estas franquicias requiere una inversión media de 300.000 Euros y locales amplios que en muchos casos deben superar los 100 m2.

Los clásicos: hamburguesas, pizzas y bocadillos

Los reyes del fast food han sido tradicionalmente las hamburgueserías, pizzerías y bocadillos, conceptos sobradamente probados y fuertemente consolidados en el mercado. Las estadounidenses Mc Donald’s y Burger King fueron las primeras en encender la mecha. Con medio siglo de experiencia acumulada cuentan actualmente con 357 y 378 establecimientos respectivamente en España. A pesar de su longevidad se han ido adaptando a los nuevos tiempos y costumbres de forma que hoy ofrecen junto a sus menús más clásicos otros confeccionados con alimentos más saludables y con menos grasa.

La pizza es otro de los gigantes del sector. En nuestro país es un producto hoy de sobra conocido que comenzó a extenderse a través de la norteamericana Pizza Hut y la española Telepizza. Ambas operan en España desde los años 80 y han abierto 133 y 530 locales cada una. Sin embargo, no ostentan el monopolio de este tipo de alimento. Su rentabilidad le ha abierto las puertas a marcas más jóvenes que se abren camino con relativa facilidad. Este es el caso de Pizzón Pizza, nacida en 2004. “Como cadena llevamos operando sólo dos años en este mismo sector pero nuestra experiencia se remonta a 1995 en la hostelería tradicional y creemos que es un sector que está madurando para bien de todos”, afirma José Luis Aguilar, su responsable de franquicias.

“Calidad, precio, servicio y un buen plan de limpieza”, son sus armas para hacerse hueco, según José Luis, “todo esto unido a una formación por parte de la central hacia las tiendas concienzuda, inversión más reducida y atención personalizada”. Califican su plan de aperturas de “inmejorable”. A sus tres tiendas abiertas se suman ahora dos nuevas aperturas en Sevilla y Córdoba. “Nuestro proyecto de futuro pasa por estar presente en cada una de las provincias andaluzas antes de 2010 y estar en algunas de las principales provincias del país”, anticipa su responsable de franquicias.

El mundo de los bocadillos está gobernado por Pans & Company y Bocatta, ambas enseñas propiedad de The Eat Out Group. Estas firmas apuestan por productos que habitualmente se encuentran en la dieta mediterránea. “Se caracterizan por un servicio rápido unido a una tecnología de cocina propia de la restauración moderna y de calidad, con productos frescos y dietéticamente equilibrados”, asegura Javier Marín, subdirector comercial de franquicias. Este grupo ofrece a sus enseñas “una plataforma sólida sobre la que desarrollar sinergias de grupo, lo que beneficia aspectos concretos de la gestión como la logística en el suministro de materias primas o la formación de la plantilla profesional”, explica Javier. Entre Pans & Company y Bocatta suman más de 300 establecimientos en España y 74 en el extranjero.

Otras tendencias: en la variedad y la salud está el gusto

El sector fast food se ha poblado rápidamente con numerosas y novedosas propuestas que surgen alentadas por los nuevos hábitos y gustos de los consumidores. Si hace algunos años acudir a uno de estos restaurantes era una forma de ocio, hoy comer fuera de casa se está convirtiendo en una actividad cotidiana intrínsicamente unida a nuestro modo de vida. Por ello el cliente busca en el fast food la relación perfecta entre un servicio rápido, con el que no malgaste su escaso tiempo, y una dieta sana que poder seguir a diario. En esta demanda creciente han visto muchos emprendedores su oportunidad ya que “permite la introducción de nuevos conceptos entre los que tienen ventaja aquellos que se adaptan a otras tendencias sociales como son el cuidado de la salud y el consumo de productos naturales”, indica Luis M.Temes, director de expansión de Canel Rolls.

El dönner kebab comienza a hacerse cada vez más conocido en nuestro país. Aunque los conceptos de negocio centrados en esta comida turca se han concebido como fast food, comercializan productos tradicionales presentes desde hace décadas en la dieta de ciudadanos de otros países. Según Domingo Espino, de Abbasid Dönner Kebab, “queremos ofrecer una alternativa en el sector fast food pero en versión sana; nuestros productos son muy populares, ya que son de origen mediterráneo/árabe”. Según esta enseña, “el kebab es muy sano y tiene poca grasa”, con lo que se anticipan a la evolución que creen seguirá el sector, “opino que va a aumentar la preocupación de la gente por comer más sano”, afirma Domingo. Abbasid tiene operativos por el momento 14 establecimientos en España. En un futuro próximo pretenden “abrir más franquicias en la península, en Rumanía y en Miami, a corto plazo; a largo plazo queremos abrir en América del Sur y en Portugal”, explica Domingo Espino.

Canel Rolls es una de las propuestas más originales que han entrado en el mercado durante los últimos años. Se trata de una cadena de establecimientos que presenta un nuevo modelo de negocio en el que se combinan lo mejor de los conceptos de cafetería y restaurante de comida rápida. “Su producto estrella es el Roll de canela, elaborado artesanalmente frente al consumidor empleando ingredientes naturales de primera calidad”, afirma su director de expansión, Luis Temes. “Nuestro principal elemento diferenciador es la presentación de un producto de probado éxito único en nuestro mercado, que resulta ser del agrado de nuestros paladares, explica Luis, “Canel Rolls es la firma pionera en nuestro mercado en el desarrollo de este concepto, que ha sido puesto en marcha en diferentes regiones, contando en todas ellas con la aceptación del público en su variedad de sabores y presentaciones”. La enseña se extiende con paso firme y ya cuenta con seis establecimientos.

En cuanto a opciones en reparto a domicilio, encabeza la lista Telericatorta. Su concepto de negocio está basado en la oportunidad que resulta de encontrar en este tipo de oferta una alternativa a la pizza. “Nuestro producto, la Telericatorta en todas sus variantes, están elaboradas con ingredientes habituales en nuestra dieta de forma sencilla, rápida y económica”, comenta su director de expansión, Óscar Morales. La cadena comenzó a franquiciar el año pasado, dispone de nueve locales y ya ha cerrado varios acuerdos para próximas aperturas en diferentes localidades.

Charlie Cool se ha planteado con una idea clara: “Grill & Beer” Vs “Burger & Coke”. Esta filosofía encierra un concepto de negocio que oferta, tanto en sus menús como en la decoración de sus locales, una propuesta totalmente nueva. Su carta es una selección de productos de todo tipo de cocina capaz de satisfacer todo tipo de gustos.

Sin duda, la tendencia más rompedora del sector fast food es lo que se ha denominado fast good. Cocineros consagrados se han introducido de lleno en este mercado para lo que han tenido que someter la alta cocina de la que hacen gala a algunas transformaciones. Su finalidad, ofrecer menús sanos, rápidos y a buen precio al cliente diario.

La innovación como estrategia de futuro

El sector fast food está en plena madurez. Sin embargo, lejos de asentarse en el punto en el que se encuentra, las características de estos negocios les obligan a una constante evolución para mantenerse en el mercado. “El futuro vendrá marcado por la capacidad de innovación que sepamos imprimir a la oferta astronómica de nuestros restaurantes, para avanzarnos a las necesidades de los clientes”, asegura Javier Marín, subdirector comercial de franquicias de The Eat Out Group. Del mismo modo opina Luis M. Temes, director de expansión de Canel Rolls, quien afirma que “el sector promete seguir en constante evolución, siempre que las empresas continúen invirtiendo en desarrollo de productos y promociones suficientemente dinámicas, basadas en la comprensión de las demandas del mercado y su capacidad real de consumo”.

Buscador de Noticias


Si quieres informarte sobre noticias anteriores a 2011, visita nuestra hemeroteca
cargando...

Cargando galería...

Publicidad